20 de abril de 2013

Si decido quedarme, de Gayle Forman

Creo que no hace falta decir que elijo mis libros con sumo cuidado, entre muchas cosas porque no me gusta mucho eso de abandonar un libro y no pienso perder tiempo en una novela que no disfruto en absoluto.

Cuando abrí el blog y comencé a visitar otros sitios, comparar gustos, lecturas y demases, por supuesto que conocí muchos libros de los que no sabía ni el nombre. Dejando de lado los que son apuesta segura para mí, que tampoco son muchos, me he encontrado varios libros populares que en un momento u otro pensé en dar una oportunidad. Le di una oportunidad a la novela de Stephanie Perkins, y fue divertida, pero no la prosa madura que esperaba. Le di una oportunidad a John Green, y no pasó a mis favoritos del universo, pero sí me gustó mucho. Y ahora le di una oportunidad a Gayle Forman, con una novela muy breve y que últimamente se me aparece hasta en la sopa.

El último lugar en que vi que se hablaba de ella fue en el blog de Polly, y sentí ese algo que siento cuando se me mete un libro en la cabeza, por lo que no tuve más remedio que ponerme a buscarlo y leerlo. Pretendía hacerlo en un día, pero estoy pasando por mi época de lectora reposada, y me demoré un poco más de lo planeado. Aún así, llegado cierto punto el mundo a mi alrededor dejó de existir y no pude parar de leer hasta llegar al final.

Sinopsis
Mia tiene diecisiete años, un hermano pequeño de ocho, un padre músico y el don de tocar el chelo como los ángeles. Muy pronto se examinará para entrar en la prestigiosa escuela Juilliard, en Nueva York, y, si la admiten, deberá dejarlo todo: su ciudad, su familia, su novio y sus amigas. Aunque el chelo es su pasión, la decisión la inquieta desde hace semanas.
Una mañana de febrero, la ciudad se levanta con un manto de nieve y las escuelas cierran. La joven y su familia aprovechan el asueto inesperado para salir de excursión en coche. Es un día perfecto, están relajados, escuchando música y charlando. Pero en un instante todo cambia. Un terrible accidente deja a Mia malherida en la cama de un hospital. Mientras su cuerpo se debate entre la vida y la muerte, la joven ha de elegir si desea seguir adelante. Y esa decisión es lo único que importa.

Opinión Personal
Cuando uno lee la sinopsis, y si ya ha leído algunos comentarios por la blogósfera, uno se prepara para llorar. En general, los libros que prometen ser un mar de lágrimas me hacen llorar poco y nada, y son los que no prometen lloriqueo los que me parten el corazón. Este es del primer grupo, y con las nulas esperanzas que tenía puestas en él, no sólo me impresionó, sino que me conmovió hasta las lágrimas.

Mia es una chiquilla tranquila y apasionada por la música. Esto último es un rasgo que comparte con su familia, aunque la mayoría del tiempo se siente aislada: sus padres e incluso su hermano de ocho años, Teddy, son fanáticos del punk rock, tienen rasgos físicos similares que contrastan con los suyos, y tienen mucha más personalidad en términos sociales. Pero esto pierde importancia al considerar lo que posee: una vida feliz, aunque no excenta de problemas, una incondicional amiga en la que confía totalmente e incluso un novio, que al igual que ella es un apasionado por la música, el cual está en una banda en ascenso.

Entonces, en un día nevado y aprovechando el súbito tiempo libre, la familia planea un día de visitas y aventura. Se suben a su viejo automóvil, sin saber que lo que espera en el camino es la tragedia, encarnada en un camión que los impacta y mata instantáneamente a los padres de Mia. Ella, por el contrario, pasa por algo que sólo puede ser alguna forma de experiencia extracorporal, pues puede ver su cuerpo malherido en el automóvil y moverse a su antojo por el hospital en el que es internada.

La autora tiene una forma de narrar que hace sentir al lector muy cercano. Conocemos, desde el punto de vista de Mia, lo que sucede en el hospital mientras los médicos hacen lo posible por salvarle la vida; sus relaciones y anécdotas con sus padres y con Teddy; cómo ella y Kim, su mejor amiga, lograron
congeniar y cómo es el trato entre ellas; su dulce pero sin llegar a cursi historia de amor con Adam. A lo que trato de llegar es que la novela está compuesta de pequeños momentos en la vida de la joven, de detalles que, mientras decide si continuar con lo que queda por vivir o sumirse en el sueño de la muerte, forman una historia que llega hasta lo más profundo, porque es sencilla, realista, cargada de sentimiento, que en un momento hace sonreír y en otro llorar a mares.

Sin embargo, la decisión de Mia no se limita exclusivamente a su estado actual, sino que ya se sentía entre la espada y la pared desde antes del accidente, producto de su relación con Adam. El problema radica en los sueños de ambos, que, sin quererlo, los llevan por caminos opuestos. Si logra cumplir su sueño y ser aceptada en Julliard, deberá partir sola a su nueva vida; si bien eso no significa olvidar su vida en Oregon, la decisión sigue siendo difícil, pues Mia no quiere alejarse de Adam, algo que parece sucederá de una forma u otra.

Desde la mitad, más o menos, en adelante, leí sin poder detenerme, porque la historia me atrapó totalmente. Conecté mucho con la historia; yo que soy hermana mayor de una chiquilla de quince y un niño de tres años, pude ponerme perfectamente en el lugar de Mia en todo lo referente a su hermano. El cúmulo de emociones van en ascenso, hasta que al llegar a las páginas finales simplemente terminé y lloré. Llegó mi hermano y todo a preguntarme qué pasaba.

En conclusión, pese a que me dolió en lo más profundo, disfruté muchísimo de la novela, y en cuanto termine las dos lecturas que programé después de ésta, seguiré con la segunda parte. La recomiendo totalmente.

Sobre la autora
Escritora y periodista americana, Gayle Forman se ha especializado en la denuncia social, sobre todo la que afecta a los más jóvenes. Forman ha trabajado para revistas y medios como Glamour, Elle o The New York Times y ha publicado un libro de ensayos y una novela antes de su gran éxito internacional Si decido quedarme (2009). 

3 comentarios:

Marie dijo...

Ulises me ha gustado mucho la entrada y hasta has conseguido convencerme :)
A mi me pasa exactamente lo mismo que a ti, muchas veces me cuesta darle la oportunidad a los libros más mediáticos y estoy segura de que, por esos prejuicios, me pierdo a veces historias que merecen mucho la pena.
Con reseñas desprende lo mucho que has disfrutado con la lectura así que...me la apunto!
Un besito!

♕ ‏P o l y dijo...

Ulises de mi corazón! que bueno que te haya convencido de leerlo y que bueno que te haya gustado porque es un libro precioso. Espero que la segunda parte te guste más porque para mi, a sido el mejor de los libros del año (o uno de los mejores) . Besitos :D nos estamos leyendo

Jane Austen dijo...

me ha llamado la atención este libro! tiene pinta de ser tan bonito como duro pero me gusta lo que has contado de él y me has convencido! es lo que más me gusta del mundo blog descubrir cosas nuevas!

Publicar un comentario

 

Blog Template by BloggerCandy.com