17 de junio de 2013

El Libro sin Nombre, Anónimo

Me gusta mucho recorrer librerías, incluso cuando no tengo dinero para volver a casa con un libro nuevo. En muchas de mis visitas a ellas he vuelto con un libro de mi lista para comprar o que ya tenía en mente hace un tiempo. En otras ocasiones, he conocido y comprado libros en el momento, y sinceramente hasta ahora no me he equivocado nunca.

El Libro sin Nombre fue de este tipo. Soy curiosa por naturaleza, el título me llamó la atención inmediatamente y cuando, al tomarlo y ver la contraportada me encuentro con una advertencia para que no lo lea, supe que tenía que llevármelo.

Por motivos que sinceramente no recuerdo, comencé la lectura apenas llegó a mi estantería hace un par de años, pero lo dejé abandonado después de unos cuantos capítulos. Revisando mis libros en busca de una nueva lectura, lo saqué de su lugar para verlo un momento, y al final me quedé leyéndolo.

Sinopsis
Querido lector,
Durante siglos una librería perdida en el mundo ha escondido un secreto. En sus estantes hay un misterioso libro sin nombre ni autor. Quien lo lee… acaba muerto. ¡Sólo las almas puras pueden ver las páginas de este libro! 
Ahora es tu turno. Cada página que pases, cada capítulo que leas, te acercará al final. Vendrá la oscuridad, y con ella grandes males. Pero tranquilo, no estás solo. La amnésica y sexy Jessica, el boxeador Rodeo Rex, el criminal Santino, dos monjes karatekas, un asesino vestido de Elvis Presley, dos policías despistados y muchos delincuentes te acompañarán por las violentas calles de Santa Mondega. Pronto, un eclipse solar sumirá a la ciudad en la oscuridad más absoluta… Dicen que Bourbon Kid ha vuelto y que busca una misteriosa piedra. 

Opinión Personal
En general, cuando me hago a la idea de leer una novela en inglés que me parece complicada, suelo tomar otro libro en español, algo más ligero, para compensar un poco cuando una lectura comienza a hacerse cuesta arriba. Apenas comencé con Cranford, de Elizabeth Gaskell, me puse a buscar a su compañero; apenas sostuve éste en mis manos y me senté a echarle un vistazo, recordé lo mucho que seguía intrigándome todo el asunto. Así, sin planearlo, comencé su lectura.

Nuestra historia se desarrolla en Santa Mondega, una ciudad perdida de Estados Unidos con un aire del Viejo Oeste, un lugar donde el crimen es pan de cada día y que ni los mismísimos Vengadores se molestarían en defender. Entre los asesinos más crueles y sanguinarios, sólo uno ha llegado al punto de convertirse en una verdadera leyenda: Bourbon Kid, un misterioso pistolero responsable de numerosas masacres y que según los rumores es invencible. En el marco del inminente eclipse total de sol, una serie de brutales asesinatos que parecen haber salido de una pesadilla, y la busqueda de una valiosa piedra azul con un poder extraordinario, nos encontramos con una serie de personajes muy diferentes y estrambóticos, en este ambiente de violencia e inmoralidad absoluta.

El estilo narrativo del autor es sencillo y directo, por lo que no es difícil de seguir, tiene un ritmo ágil y mantiene al lector interesado todo el tiempo. La intriga y la acción predominan en la historia que mezcla perfectamente el misterio con lo sobrenatural, con escenas e intercambios muy similares al estilo de Quentin Tarantino. Los únicos fallos que le encontré fue que hay algunas partes repetitivas, aunque por suerte son las menos; cierta escena gratuita en el peor momento posible, al punto de ser totalmente ridícula; y la relativamente poca participación directa del mítico asesino del bourbon. Hay un par de cosas que no me quedaron muy claras, pero existen tres novelas más que completan la saga y que, espero, resuelva mis dudas. Sin embargo, como un todo la novela es estupenda: rápida, entretenida, grotesca hasta decir basta y un pinchazo de adrenalina.

Respecto al autor, he aquí otro enigma sin resolver: se dice que ni siquiera los de la editorial que recibe los manuscritos originales conocen su identidad. La novela se anuncia como una mezcla de El Código Da Vinci, Quentin Tarantino y Stephen King, aunque claro, la mayoría de las sospechas caen en el famoso director de cine. No voy a negar que se parece bastante a su estilo, pero no pongo las manos al fuego por esa opción; espero simplemente que algún día el susodicho se digne a decirnos quién rayos es. 

3 comentarios:

Jane Austen dijo...

ahí va qué curiosidad!! El inicio está genial! estas leyendas sobre autores, libros,... me fascinan!! le dan un punto de misterio que en está era en la que todo está al segundo en internet me parece increíble!

Y yo también soy de las que se pasea por las librerías sin rumbo fijo, no hay plan que me guste más!!!

besines!

♕ ‏P o l y dijo...

Wow, este libro me llamó mucho la atención cuando lo vi en la libreria en que trabajaba, espero tenerlo algun día

Anónimo dijo...

Ya lei la zaga de los 4 libros, es buenísimo, 100% recomendable.

Publicar un comentario

 

Blog Template by BloggerCandy.com